domingo, 21 de mayo de 2017

Soltar

Soltar 
fluir 
dejarme llevar
Caer en tus brazos
Dejar mi cabeza en tu pecho
Sentir esa sinfonía en mi respiración conjugada con la tuya 
en una amorosa armonía de acordes que embellecen la noche
Un momento, tan solo un momento

Maria
5-5-2012

viernes, 19 de mayo de 2017

Flores rotas

Flores rotas 
Desgajadas en miles de pedazos como papel picado 
Flores rotas quebradas por el dolor de la injusticia 
Flores rotas enredadas en un montón de palabras hirientes 
Sangran y sufren 
Y un insoportable agotamiento la atraviesa 
Por sentir tanto 
Por ser tan permeable a lo que le dicen 
Las palabras se presentan como cuchillos de una noche desesperada 
Clavando cada letra en su herida 
Clavando cada vocal entre los tejidos 
Y su mirada se cae 
Las pestañas se cierran y no dejan ver 
Los oídos se guardan en su cueva de otoño 
Y su boca queda entumecida como un maniquí exhibiendo una vieja colección de otros tiempos 
Ya no está aquí 
Aunque su cuerpo este 
Ya no quiere sentir 
Aunque resulte inevitable al vivir 
Ya no quiere una palabra más que atraviese su pecho 

Maria 
19/5/17 

domingo, 14 de mayo de 2017

¿Y por qué danzo?

Danzo para despertar mi ser, despertar mi cuerpo. 

Danzo para crecer, para crear, para sentir, para vibrar, para jugar, para fluir, para volar. 

Danzo para drenar mis emociones, para sentir mi corazón, mi esencia y mi alma. 

Danzo porque necesito danzar mis alegrías, mis búsquedas, mis encuentros, mis tristezas, mis lágrimas, mis carcajadas, mis sinsentidos, mis decepciones, mis ilusiones, mis esperanzas, mis preocupaciones, mis prejuicios, mis creaciones, mis errores, mis aciertos, mis oscuridades, mis luces, mis bloqueos, mis enojos, mis ataques, mis incertidumbres, mis encrucijadas, mis vergüenzas, mis ideales, mis sueños, mis metas, mis visiones, mi misión, mis orgullos, mis espejos, mis motores, mis entusiasmos, mis suspiros, mis ensueños, mis olores, mi música, mis miedos, mis sinsabores, mis sensaciones, mis mutaciones, mis inspiraciones, mis caídas, mis levantadas, mis proyectos, mis cambios, mis broncas, mis euforias, mis viajes, mis silencios, mis susceptibilidades, mis rechazos, mis caricias, mis aromas, mis besos, mis dulzuras, mis canciones, mis iluminaciones, mis sabores, mis consuelos, mis palpitaciones, mis miradas, mis respiros, mi existencia. 

Danzo porque mi danza es vida, sino me muero. 

María
14/5/2014

jueves, 11 de mayo de 2017

Despedir a nuestros seres queridos

Celebramos la llegada de los bebés, les damos la bienvenida al mundo, nos juntamos a festejar acompañando su llegada a la vida, al nuevo hogar, a la familia.
En diferentes momentos de la vida, celebramos aquellos que son trascendentes sean religiosos como el bautismo y la comunión, casamiento, o cuando nos recibimos luego de culminar los estudios.
También celebramos momentos de la vida, cumplir años, 30, 40, 50, 60 años y más, festejamos la vida!

El partir de este mundo, dejar este cuerpo y elevar el alma al cielo, o lo que cada uno crea, ese instante es tan sagrado y trascendente como su llegada, es el retorno a las estrellas, es la vuelta a la gloria de Dios, a la eterna paz, allí donde no hay dualidad, no hay preocupación, no hay malos y buenos, solo hay amor y paz.

Despedir a nuestros seres queridos es honrar la vida, despedirlos agradeciéndoles su vida, los aprendizajes recibidos, y acompañar con amor, el amor que todo lo sana, todo lo puede y todo lo transforma, habitar el amor y acompañarnos, elevando el canto en plegaria al cielo, dándonos la mano en círculo, sonando los cuencos de vida, regalándole rosas blancas que simbolizan la pureza del corazón, dejando que las lágrimas sean un cántico a su vida, lágrimas de amor, lágrimas que sanan el dolor, lágrimas de paz.

Así despedimos a mamá, así sentí profundo en mi corazón acompañar ese sublime y único momento del final de la vida.

La extrañare y mucho, claro que si, y siento una profunda paz por haberla acompañado con todos quienes la queremos tanto, con mucho amor, tanto durante su larga enfermedad como en su despedida, sintiendo como el cielo, los angeles y papa la recibieron con alegría.

Gracias mamá, Blanca, Aquita, gracias, gracias.
Celebro tu vida y la vida que nos has dado, honrando la paz de tu alma.

Estas en nuestro corazón ❤️

Maria